Este caso de éxito empieza con una pelea en el Mystic Aquarium. Concretamente con una pelea entre pingüinos. A pesar de su apariencia apacible, los pingüinos no siempre son animales tranquilos. Dicha pelea provocó a Purps, nuestro pingüino protagonista, una lesión en el tendón flexor de su tobillo que le impidió andar de nuevo.

Fue en ese momento cuando el Jefe de Veterinaria Clínica del Mystic Aquarium propuso el uso de la tecnología de impresión 3D para fabricar una prótesis a medida que permitiera a Purps recuperar la movilidad.

En el proceso, se implicaron los alumnos de secundaria Mystic Middle School, que recientemente había adquirido una impresora 3D de 3DSystems. Los profesionales del acuario y los alumnos del instituto trabajaron conjuntamente en el proyecto y, para ello, usaron el proceso completo de impresión 3D: des del escaneo, pasando por el diseño y terminando con la impresión de la bota.

Del escaneo 3D a la impresión 3D

Los estudiantes empezaron con el escáner 3D. Mediante el escaneo de un molde de yeso del pie de Purps, consiguieron importar los datos al ordenador. Al diseño conseguido, le añadieron detalles como bandas de rodadura, bisagras y cierres para crear una pieza funcional para el pingüino.

Finalmente, y una vez satisfechos con el diseño, la pieza se imprimió con la impresora 3D del instituto, una ProJet® 5500X de materiales múltiples de 3DSystems. Esta impresora permite que los materiales flexibles y rígidos sean impresos y mezclados simultáneamente para una resistencia y elasticidad personalizadas. El producto resultante consiguió el efecto deseado en durabilidad, peso y ajuste, permitiendo a Purps caminar y nadar como el resto de sus compañeros.

Se trata de un ejemplo más de las posibilidades del mundo de la impresión 3D tanto para el sector del diseño de prótesis como para el educativo.

Vídeo del proyecto